Preces por los sacerdotes

Autor:

 

 

A nuestro Santísimo Padre, el Papa, ENVUÉLVELO EN TU GRACIA, SEÑOR.
A los Cardenales y delegados Pontificios, ENVÍALES TU LUZ, SEÑOR.
A los Arzobispos y Obispos, DALES TUS DONES, SEÑOR.
A los sacerdotes formadores en los seminarios, DALES TU CIENCIA, SEÑOR.
A los sacerdotes Diocesanos, NUNCA LOS DEJES, SEÑOR.
A los sacerdotes religiosos, HAZLOS PERFECTOS, SEÑOR.
A los sacerdotes encargados de los hospitales, DALES CONSTANCIA, SEÑOR.
A los sacerdotes enfermos, SÁNALOS, SEÑOR.
A los sacerdotes tibios, ENFERVORÍZALOS, SEÑOR.
A los sacerdotes débiles, FORTALÉCELOS, SEÑOR.
A los sacerdotes tentados, DALES EL TRIUNFO, SEÑOR.
A los sacerdotes en pecado, DALES TU GRACIA, SEÑOR.
A los sacerdotes pobres, SOCÓRRELOS, SEÑOR.
A los sacerdotes celosos, AYÚDALOS, SEÑOR.
A los sacerdotes que desean amarte, ENCIÉNDELOS, SEÑOR.
A los sacerdotes tristes,

CONSUÉLALOS, SEÑOR.

A los sacerdotes turbados, DALES PAZ, SEÑOR.
A los sacerdotes ancianos, SOSTÉNLOS, SEÑOR.
A los sacerdotes jóvenes, IMPÚLSALOS A TU GLORIA, SEÑOR.
A los sacerdotes aislados, ACOMPÁÑALOS, SEÑOR.
A los sacerdotes atados a lo terreno, ROMPE SUS CADENAS , SEÑOR.
A los sacerdotes misioneros, PROTÉGELOS, SEÑOR.
A los sacerdotes predicadores, ILUMÍNALOS, SEÑOR.
A los sacerdotes directores de almas, INSTRÚYELOS, SEÑ OR.
A los sacerdotes párrocos, DALES TINO, SEÑOR.
De los sacerdotes vicarios, NO TE APARTES, SEÑOR.
A los sacerdotes difuntos, DALES TU GLORIA, SEÑOR.
De toda tu Iglesia purgante y militante, APIÁDATE, SEÑOR.
A todos los sacerdotes, DALES PUREZA, SEÑOR.
Oh, Jesús, Pastor eterno de las almas, Dadnos muchos y santos sacerdotes y haz de nuestras familias semilleros de vocaciones.